jueves, 19 de septiembre de 2013

14 horas

Publicado por Danny Grrrr en 20:49
El camino al hospital se me hizo muy largo, mi corazón latía rápidamente y apretaba la mano de mi papá mientras el manejaba, en el auto me acompañaba mi mamá, @Mangadelmuerto y mi tía, la pediatra que recibiría a Victoria.

La calle del hospital se encontraba completamente vacía, un guardia nos abrió la puerta y nos preguntó si ya habíamos llamado al medico, una señora con un peinado extraño, sentada en un cubiculo me hizo llenar una hoja con mis datos, @Mangadelmuerto que también estaba muy nervioso se sentó junto a mi mientras mi papá terminaba los trámites.

Mi tía, la pediatra me dijo que caminara mientras esperábamos al gineco, el tiempo se pasaba muy lento, mi preocupación era cada vez más grande pues el doctor no llegaba, cuando vi por fin su automóvil blanco parqueando frente al hospital, respiré tranquila.

Pasamos juntos a un consultorio de urgencias, el doctor pidió que se presentara un asistente medico con unos guantes de látex y una sábana, @Mangadelmuerto estaba conmigo, cuando supe que inevitablemente me haría otro tacto le pedí que saliera del consultorio, para algunos esto sonará ilógico después de que bueno... pues estábamos por tener una bebé y no había parte de mi cuerpo que no conociera...

El doctor empezó con ese procedimiento horrible y tras unos cuantos movimientos me dijo "ya te vas a quedar aquí", pidió a la enfermera que prepararan mi habitación, mis papás estuvieron junto a mi a cada momento, me ayudaron a instalarme, en la habitación también se encontraban los doctores, mis papas insistían en quedarse hasta que supieran que su nieta había nacido, el ginecólogo les pidió que fueran a dormir, pues el trabajo de parto sería lento.



Cada hora de la madrugada se pasaba más lenta que la anterior, yo tenía una cánula con oxitocina en la mano derecha con el objetivo de acelerar el trabajo de parto, el monitor que tenia pegado a la barriga medía la frecuencia cardiaca de la bebé y la intensidad de las contracciones. 

Durante las primeras 12 horas de trabajo de parto yo no sentía dolor alguno, los doctores y las enfermeras estaban asombrados pues tenía contracciones con la mayor intensidad y estaba twitteando, jugando y hasta me quede dormida, por lo que escuche hay muchas mujeres que con dolores de ese nivel han pedido desesperadamente que les pongan un bloqueo, pero yo, estaba muy tranquila.

Después de 10 horas ininterrumpidas de contracciones y con una dilatación de 6 centímetros el doctor decidió romperme la fuente, cosa que no tengo que mencionar fue horrible, pasaron 3 horas más, el doctor volvió a medir la dilatación y descubrió que no se había modificado ni un centímetro.

Para ese momento empece a sentir dolor de verdad, es un dolor que no puedo explicar, es como si dentro de ti hubiera un hielo que crece y crece, llorando le decía al doctor "ya saquela doctor, desde luego después de que no estaba dilatando y de que ya tenía rota la fuente el doctor decidió que no sería parto normal, así que pidió que me prepararan para una cesárea. 

En ese momento el tiempo se pasó lento, podía escuchar mi respiración, las voces de los demás decían palabras que para mi no tenían ningún sentido, mi madre me agarraba la mano y yo no podía dejar de llorar, me pidieron mantuviera la calma pues podía entorpecer el procedimiento. Nunca antes había estado en un quirófano.

Entró el anestesiólogo para informarme los pasos a seguir, me explicó a detalle lo que sentiría después de recibir la anestesia, lo puso con las siguientes palabras "cuando ponga la anestesia será como cuando vas al dentista a que te saquen una muela, sentirás todos los movimientos que el medico realice pero en ningún momento deberás sentir dolor, de ser así estaré junto a ti para bloquearlo".

Salió el doctor y mi madre se quedó junto a mi, yo seguía llorando, le dije "tengo miedo mamá" y ella me dijo que no tenía que sentir miedo, rezamos juntas y apenas terminamos, entraron los camilleros, me pasaron en dos movimientos a una camilla y me llevaron hasta el quirófano.

A la primera persona que vi ahí fue a mi tía, en ese momento toda la tensión de mi cuerpo desapareció, me pasaron a la plancha, me desvistieron por completo, el anestesiólogo me pidió que me pusiera en posición fetal y que no me moviera, cualquier movimiento sería peligroso.

Mi ginecologo en quien confié ciegamente desde el primer momento me abrazó mientras me ponían la anestesia, me dijo "tranquila nena, todo va a estar bien" me acarició la cabeza y de pronto sentí un liquido muy frío recorriendome la espalda. 

Mientras limpiaban mi panza sentí como poco a poco perdí la movilidad de las piernas, me sentía un poco desorientada, pero sostuve una plática sobre mi trabajo con el doctor, @Mangadelmuerto estaba ahí, grabando cada minuto de la llegada de nuestra bebé, yo tenía miedo por el, pues no soporta ver sangre, así que grite "estas vivo mi amor", me empece a reir cuando desde el otro lado del quirófano gritó "ssiii" de pronto el doctor dijo "lista danny, ya viene"..

El doctor no terminó la frase cuando escuche el hermoso primer llanto de Victoria, lloré, no puedo expresar con palabras lo mágico de ese momento, me atrevo a imaginar que todo el mundo se detuvo, no se si crean en Dios, pero si en algún momento dude de él, en ese instante me abrazo y me dijo "aquí tienes el regalo más hermoso del mundo". (no puedo contar esto sin llenarme de lagrimas, solo recordarlo me hace sentir dichosa)

El doctor gritó "27 de agosto, 15:44 horas, mujer"gire mi cabeza con la poca energía que me quedaba y vi como la pediatra limpiaba a mi bebé, la medía, verificaba que todo estuviera en orden, @Mangadelmuerto estaba ahí, subiendo a instagram la primera foto de Victoria, recuerdo que solo le dije "no se vale que tengas la exclusiva"... 

Unos momentos después se acercó la doctora con la bebé en brazos y la puso junto a mi, me dijo "Aquí esta tu bebé, femenino, pesó 2500 y midio 46 centímetros, se encuentra en perfectas condiciones con una calificación 8/9", después dejo su pose de doctora para decirme "felicidades mami" rompí de nuevo en llanto...

Todo el dolor y toda la espera valió la pena, tener a Victoria con nosotros es por mucho lo mejor que me ha pasado en la vida.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

waaaaa... llore :') felicidades

Anónimo dijo...

me tienes llorando, muchas felicidades y que la nueva familia que estas formando este llena de bendiciones.

VenuS dijo...

Este comentario va a estar largo.
Llegué a tu blog porque una amiga lo publicó en su Facebook y lo leí todo como en una hora jaja, me identifico muchísimo contigo y sinceramente espero que podamos conversar más directamente.

Tengo 22 años y un hijo de tres, y me reí mucho con algunas cosas que leí y me recordaron mi propia experiencia aunque también volví a sentir la angustia de recordar algunas otras.
Cuando me embaracé tenía apenas 18 recién cumplidos, había desertado de mi carrera porque me "acomodaron" en el IMSS y los horarios no se me acomodaban así que ya estaba algo frustrada jaja, en general no le encontraba mucho sentido a mi vida y aunque al principio mi embarazo fue como un ladrillazo en la cabeza las cosas fueron mejorando.

El drama del embarazo adolescente estuvo en mi hogar durante los 3 primeros meses jaja pero mi novio siempre me apoyó, al final mi familia también y como tú supiste que Victoria era niña desde el principio yo también sentí que Erik era niño, creo que el sexto sentido viene acompañando siempre a la maternidad. No lo quiero hacer tan largo, mi parto duró 12 horas y también se complicó un poco aunque al final logré que no fuese cesarea y bueno, puedo decirte que así como es bello el inicio es todo lo que viene, no hay alegría más grande que ver crecer a tu hijo y aprender más de él que lo que él aprenderá de ti.

Me seguirás teniendo por aquí seguramente :p muchos saludos y felicidades por la nena preciosa que les obsequió la vida a ti y a tu chico.

sharys dijo...

uffffffffff :´( me tienes en un mar de lagrimas mujer que barbaridad ,te lei y tan solo con lo que dices se que ha de ser algo hermoso tener un hijo y ufff me das una envida de la buena espero dios te siga bendiciendo y los ilumine para que guieen a la pequeña Tori....

Publicar un comentario

 

¡Porque soy tu madre! Template by Ipietoon Blogger Template | Gadget Review